SOCIALISMO CONGRUENTE E INCONGRUENTE

¿Qué es el socialismo?

Respondo: Doctrina política y económica que propugna la propiedad y la administración de los medios de producción por parte de las clases trabajadoras con el fin de lograr una organización de la sociedad en la cual exista una igualdad política, social y económica de todas las personas.

Con esa definición pienso yo que un socialismo congruente será el que las clases trabajadoras (hombres y mujeres, por tanto) trabajen por el bien de la sociedad, por la igualdad política y económica de todas las personas. Es decir que, en justa correspondencia, quien recibe algo de la sociedad, debe dar algo a la sociedad, por solidaridad y por ley de igualdad. No se puede recibir dinero de la sociedad sin dar algo a cambio. Esto seria incongruente y no sería social. No se puede exigir a una persona que trabaje para otra, si esta no da nada a cambio.

Esto sería humillante e insolidario. Por tanto, qué menos que quien recibe un salario mínimo vital devuelva a la sociedad, al menos, la mitad de la jornada de trabajo (4 horas solo) poniéndose al servicio del Ayuntamiento, de la Comunidad, para hacer trabajos sociales, como por ejemplo: limpieza de los montes para evitar que se quemen, arreglo de calles, etc. etc. o de particulares que necesiten mano de obra para recoger fruta u otra labores agrícolas y no encuentren para devolver así, en parte, la ayuda que perciben. Seguro que se sentirán así más realizados, no entrarán en depresión por no tener trabajo y cumplirán con un servicio social gratificante. Esto es, un te doy para que me des. Lo contrario es una limosna para unos y un sacrificio sin recompensa para el que trabaja gratis para que otros se rían de él. Humillante para las dos partes.

Sin justa correspondencia, no hay ni igualdad política, ni social, ni económica de las personas. Se crea crispación y malestar en todas las partes. Por tanto, es inasumible, e inaceptable que quien es trabajador se vea dañado por quien vive sin trabajar – por tanto insocial – a cuenta del sudor de otro semejante. Dios dijo: “ Trabajaras con el sudor de tu frente “ No, con el sudor del de enfrente…

No quiero pensar que quienes aplican el salario mínimo vital a gentes que no han cotizado (por cierto superior a las percepciones de las clases sociales que han cotizado) lo que es otra injusticia e incongruencia, es solo porque lo que buscan no es el bien social, sino comprar el voto agradecido de quienes reciben la prestación, gratuitamente y sin devolver nada a cambio, porque seguro que me llamarían facha…

Ahí queda eso para quien quiera recoger el guante y aplicar el socialismo congruente…

José Antonio Muerza

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *