En la mente del fanático

El fanatismo como arma propagandística.

Decía Churchill que el fanático es aquel que no puede cambiar de opinión y no quiere cambiar de tema. Parece mentira que después de haber sufrido una gran primera ola de casos Covid-19 con una cifra escandalosa de fallecidos que el propio gobierno esconde en el armario.

Estamos en plena segunda oleada de casos del Covid-19, el gobierno enciende el ventilador y pone en marcha el aparato propagandístico, digno de admirar por cierto, para volver hablarnos de Franco, El Valle de los caídos y de la corrupción del Partido Popular. Pero no nos hablarán de la financiación irregular de Podemos ni del caso DINA.

El gobierno sabe perfectamente de su pésima gestión del Covid-19 y para poner una cortina de humo es capaz de volver a dividir a los españoles y atarse a un clavo ardiendo para que el doctor Sanchez y su camarada Iglesias continúen en el poder.

Y para más inri, en materia económica, el gobierno se plantea poner finiquito a los ERTE, que provocaría que más de 1 millón de personas se fueran directas a la calle.

Está claro que se toman muy enserio la célebre cita de Jack Sparrow “arrasa con lo que veas y generoso no seas”.

Álex Cortés Fernandez @acortesfernandez

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *