La rebelión de las manos blancas contra ETA

ETA: La rebelión de las manos blancas contra ETA El 6 de febrero de 1996 a las 13.45, cuando Fernando Múgica Herzog, abogado y ex dirigente socialista vasco, de 62 años, salía de su despacho en la donostiarra calle Prim, el etarra Javier García Gaztelu le disparó en la nuca. Falleció casi al instante. Ocho días después, Francisco Tomás y Valiente, expresidente del Tribunal Constitucional, de 63 años, fue asesinado por el etarra Jon Bienzobas en su despacho de la Universidad Autónoma de Madrid cuando hablaba por teléfono con su colega Elías Díaz.

Tomás y Valiente acababa de redactar un texto, Razones y tentaciones del Estado, en el que hacía referencia al crimen de Múgica y que publicó EL PAÍS al día siguiente de su propio asesinato. Sus asesinatos hace 25 años supusieron un aldabonazo contra el terrorismo.

Los estudiantes de la UAM se manifestaron masivamente, surgió el movimiento de las manos blancas y la consigna de ‘¡Basta ya!’ y ‘¡Vascos sí, ETA no!’

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *