«La obsesión napoleónica»

«La obsesión napoleónica»

La batalla de las pirámides

«Campaña en Egipto»

Napoleón tenía una fascinación increible por ciudades como Alejandría o El Cairo, pero estas estaban en el territorio del  maltrecho Imperio otomano. Esto mezclado a su empeño en encerrar económicamente a Gran Bretaña, se puso como objetivo conquistar Egipto.

El país tomado por un decadente  Imperio otomano y gobernado por una dinastía de mamelucos, era un importante punto estratégico de la «ruta a Oriente» . Si el francés lo conquistaba impediría el comercio entre la Inida y Gran Bretaña.

En 1798, Napoleón partió con una flota de más de 300 navíos con 16.000 hombres. También le acompañaron flotas de Génova o Ajaccio, en total más de 400 barcos y 50.000 hombres .

El camino hasta El Cairo fue fácil, pero….

«Batalla a ojos del faraón»

La contienda ocurrió el día 21 de junio de 1978, las fuerzas del maestro Bonaparte se estimaban en 20.000 o 25.000 aproximadamente. Por el contrario, las fuerzas unidas de los turcos y los mamelucos, dirigidos por Murad Bey e Ibrahim Bey, llegaban a ser 40.000 aproximadamente.

El genio francés no infravaloró al enemigo y sabiendo que la caballería enemiga era superior, decidió ordenar a sus tropas formar en cuadrados, con artillería en el centro de cada uno.

Esta formación hizo que las cargas de la caballería mameluca fueran inefectivas y fueron arrasadas, tras eliminar a los atacantes, avanzaron preparandose para ahora tomar el rol de cazadores y aniquilar a los restantes enemigos. Los franceses embistieron el campamento del rival y tras esto la batalla acabó.

Tras todo esto finalizaban 700 años de control mameluco sobre Egipto, Francia pasaba a dominar el lugar. Hasta 10 días después cuando…

«Mi Visión»

Desde la primera vez que vi esta batalla, me pareció imposible el que los mamelucos, ni con la fuerza otomana, pudieran superar las defensas del «mago» estratégico Napoleón Bonaparte. Sin duda una gran victoria por parte de las tropas revolucionarias.

Si la batalla del Nilo nunca hubiera sucedido, estoy seguro de que Oriente Medio hubiera caido en manos francesas.

 

Jesús Inarejos Gómez

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *