Cs apela a todos los diputados de Murcia, incluidos los de la lista de Vox, a apoyar la moción de censura

El portavoz adjunto de Ciudadanos en el Congreso de los Diputados, Edmundo Bal, ha hecho un llamamiento este viernes a todos los diputados de la Asamblea de Murcia, incluidos los cuatro que fueron elegidos en las listas electorales de Vox, para que apoyen la moción de censura que el PSOE y Cs han presentado contra el PP, partido con el cual la formación naranja compartía el Gobierno hasta ahora.

En una rueda de prensa en la sede de Ciudadanos, Bal se ha dirigido «a los 45 diputados de la Región de Murcia» y les ha pedido que, ante la moción de censura, «voten en conciencia». «Dignidad o corrupción, no hay terceros caminos», ha afirmado.

Bal considera que lo que ha pasado en Murcia «es muy grave y debe estar por encima de las siglas de un partido», tanto por los hechos de «corrupción» del PP que llevaron a la formación naranja a no querer seguir gobernando con su socio, como por la actuación de los ‘populares’ al «comprar la voluntad y el silencio» de tres diputados de Cs que, a cambio de «dinero, cargos y poder», han anunciado que votarán en contra de la moción de censura.

Ante la «indignidad» que cree que se ha cometido, ha reclamado a todos los diputados de la Cámara que no sean «cómplices de la corrupción» y les ha advertido: «A los que voten ‘no'» a la moción de censura, «les costará dormir tranquilos, les costará sostener la mirada de los ciudadanos».

Aunque en el grupo parlamentario de Vox hay cuatro diputados, tres de ellos –Juan José Liarte, Francisco Carrera y Mabel Campuzano– ya no forman parte de esta formación porque fueron expulsados.

 «CORRUPCIÓN» Y «COMPORTAMIENTOS MAFIOSOS» DEL PP
El dirigente de Ciudadanos ha señalado que su partido emprendió esa iniciativa contra el presidente de la Región de Murcia, Fernando López-Miras, por el escándalo de los cargos que se vacunaron contra el coronavirus cuando aún no era su turno, ya que aún están esperando que el PP les facilite la lista completa.

En cuanto a la moción de censura impulsada junto al PSOE en el Ayuntamiento, ha recordado que el teniente de alcalde, Mario Gómez (Cs), detectó irregularidades en contratos municipales y el PP se dedicó a «ocultarlo» y después se querelló contra Gómez, al que además «han coaccionado, amenazado y amedrentado» y «hecho seguimientos».

Y ahora López-Miras, «sin vergüenza ni sonrojo», garantiza a tres diputados de Ciudadanos que serán consejeros en su Gobierno «para que callen, para convertirlos en cómplices, en cooperadores de la corrupción», para que «la lista de los vacunados no se conozca» y para «intentar salvar esas corrupciones en la contratación» en el Ayuntamiento de Murcia.

Bal ha acusado al PP de «comportamientos mafiosos» y de incumplir el acuerdo de gobierno que tenía con Cs, así como de romper el Pacto Antitransfuguismo que firmaron todos los partidos. Esto se debe a que «quieren ocultar cosas que deben de ser muy graves», pero «antes o después se sabrá», ha asegurado.

Por todo ello, ha concluido que Ciudadanos hizo bien al presentar las mociones de censura junto al PSOE, ganador de las elecciones, porque no podía «disculpar» y «callar» ante las acciones de «corrupción» del PP ni gobernar con un socio «desleal». «Hoy, lamentablemente, ha callado tres bocas», ha dicho sobre los tres diputados díscolos de Cs.

LA CULPA LA TIENEN EL PP Y LOS «TRÁNSFUGAS»

El portavoz parlamentario ha puesto el foco sobre esos tres diputados –Isabel Franco, Valle Miguélez y Francisco Álvarez– porque considera que es a quienes hay que «culpabilizar» de la situación actual y que para la dirección de Ciudadanos era «imposible prever» que iban a convertirse en «tránsfugas» y «defraudar la palabra que dieron» a los votantes.

«Cuando uno perpetra esa inmoralidad en un cuarto oscuro, con nocturnidad y alevosía, ya me contará cómo lo va a saber uno», ha declarado tras recordar que los seis diputados de Cs habían firmado previamente la presentación de la moción de censura en la Asamblea.

Bal ha evitado pronunciarse sobre si se deberían asumir responsabilidades y producirse dimisiones en la dirección de la formación naranja por la operación frustrada en Murcia y por las consecuencias en la Comunidad de Madrid, donde la presidenta autonómica, Isabel Díaz Ayuso, ha roto el Gobierno de coalición con Cs y ha convocado elecciones anticipadas.

Según ha señalado, el próximo lunes se reunirá el Comité Ejecutivo del partido y ahí todos sus miembros «expresarán su opinión como tengan a bien» y de ese debate saldrá una «opinión mayoritaria» que espera que «todo el mundo acepte». Además, ha agregado que discutir dentro de ese órgano, y no fuera, es «lo lógico y lo razonable».

MANTENER LOS GOBIERNOS DE COALICIÓN CON EL PP

Respecto a la relación con el PP tras estos desencuentros, ha reiterado que la voluntad de Ciudadanos es mantener los gobiernos autonómicos y municipales que comparten siempre que en el seno de los mismos «no haya casos de corrupción» como ha ocurrido en Murcia, y ha celebrado que en Andalucía, en Castilla y León y en el Ayuntamiento de Madrid los ‘populares’ así lo hayan entendido.

A continuación, ha criticado a Díaz Ayuso por adelantar los comicios para intentar obtener «rédito político» y le ha pedido que «vuelva al sentido común», ya que en la Comunidad de Madrid el Ejecutivo del PP y Cs «ha funcionado bien».

En este contexto, ha insistido en que la propia presidenta de Ciudadanos, Inés Arrimadas, llamó por teléfono el miércoles al líder del PP, Pablo Casado, para dejarle claro que lo de Murcia no se iba a reproducir en otros territorios y que Cs garantizaba la estabilidad de los gobiernos de coalición.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *