Marwa Elselehdar, la primera mujer capitana de Egipto: «Me culparon por bloquear el canal de Suez»

Marwa Elselehdar, la primera mujer capitana de Egipto: «Me culparon por bloquear el canal de Suez»

Hacía apenas tres días que el periódico Arab News había dedicado un artículo a la carrera de Marwa Elselehdar, la primera mujer egipcia capitana de barco; cuando el enorme carguero Ever Given encalló en el canal de Suez. Al poco tiempo, empezó a circular por las redes una imagen que la dejó estupefacta: era la noticia del diario árabe con un titular manipulado que la culpaba de causar el accidente. El mismo que tuvo bloqueado durante diez días una de las principales rutas del comercio marítimo.

Twitter y Facebook se llenaron de mensajes que combinaban la mofa, la crítica y el machismo, además de perfiles falsos que suplantaron su identidad para difundir los rumores. Elselehdar, que en el momento del accidente de Suez estaba trabajando como primera oficial al mando del carguero Aida IV, a cientos de kilómetros de distancia en Alejandría; se preocupó.

Todo el esfuerzo invertido por hacerse un nombre, alcanzar ese título tan deseado desde pequeña y abrirse camino como la única mujer en un sector dominado por hombres, podía irse al garete. La capitana de 29 años temía que le repercutiera en su carrera.

Elselehdar, que ya de niña le apasionaba el mar, lleva diez años en el sector. Atraída por el ejemplo de su hermano, quiso estudiar Transporte y Tecnología Marítimos en Egipto. Los estudios estaban limitados a alumnos hombres, pero al final su solicitud fue aceptada. También hubo obstáculos cuando se postuló para el título de capitana: al tratarse de la primera candidata mujer en Egipto, el presidente de la academia quiso cerciorarse que la ley lo permitía. No había limitaciones.

Elselehdar superó todas las pruebas de admisión y se incorporó en el departamento. “Comencé mi viaje como la única mujer entre 1.200 estudiantes. Enfrenté dificultades para adaptarme, especialmente durante el primer año, pero el estímulo de quienes me rodeaban, y mi propia capacidad para creer en mi sueño, me ayudaron a superar estos desafíos y me gradué en 2013 ”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *