La Junta Electoral exige al PSOE que retire el gran cartel de Callao

La Junta Electoral Provincial de Madrid ha admitido la petición del Partido Popular y Vox, que solicitaron ante ese organismo la retirada de la lona de grandes dimensiones que el Partido Socialista de Madrid instaló el pasado día 2 en la plaza madrileña de Callao, con la imagen del candidato a la presidencia de Madrid, Ángel Gabilondo y el texto «Paremos el Gobierno de Colón».

La Junta lo considera un acto de «propaganda electoral» que -aunque no solicite expresamente el voto- no está permitido hasta que propiamente se inicie la campaña electoral, el 18 de abril. Por eso, «se requiere al Partido Socialista Obrero Español de la Comunidad de Madrid la inmediata retirada del cartel de propaganda electoral hasta que comience la campaña».

Sin embargo, se descarta abrir un expediente sancionador por dicha irregularidad.
Un supuesto «bastante límite»
En la lona de 29 por 22 metros, instalada en la fachada del Palacio de la Prensa, una foto del candidato a la presidencia de la Comunidad de Madrid, Ángel Gabilondo, se acompañaba del mensaje: «Tras la foto, ¿el Gobierno de Colón?» y en otra parte de la lona: «Paremos el gobierno de Colón». Al pie de dicho cartelón se mostraba el slogan de campaña: «Programa en serio».

La JEP, señala que la Ley Orgánica de Régimen Electoral General (LOREG) prohíbe realizar publicidad o propaganda electoral mediante carteles o soportes» entre la convocatoria de los comicios y el inicio de la campaña electoral». Pero podrán hacerlo «siempre que no incluyan una petición expresa de voto», como es el caso.

La JEC recuerda que la finalidad de la gran lona de Callao, según el PSOE es proporcionar un código QR para acceso al lugar donde están alojados los actos en streaming y la información del programa electoral, sin pedir expresamente el voto. Por eso pide que «el cartel sea analizado en su conjunto».

A pesar de estas consideraciones, la Junta Electoral Provincial considera que en su conjunto el cartel «implica un acto de propaganda electoral», aunque no solicite expresamente el voto. «Se trata de un supuesto bastante límite», admite.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *