Muere el príncipe Felipe de Edimburgo, esposo de la reina Isabel II de Inglaterra

Muere el príncipe Felipe de Edimburgo, esposo de la reina Isabel II de Inglaterra.

A punto de cumplir 100 años, ha muerto Felipe de Edimburgo, esposo de la reina Isabel II de Inglaterra durante 72 años y príncipe consorte desde hace 69, según ha informado el palacio de Buckingham.

Su figura ha marcado la reciente historia de Inglaterra y su personalidad, no siempre políticamente correcta, aunque le granjeó algunas críticas, nunca opacó su papel público.

Padre de cuatro hijos, abuelo de ocho nietos y bisabuelo de nueve biznietos, Felipe de Edimburgo era el decano de la realeza europea.

No fue el primero a quien le tocó ser marido de una reina de Inglaterra, pero sí ha sido el modelo para todos los consortes reales del siglo XX.

Hasta la coronación de Isabel II, el matrimonio vivió un idilio, la princesa fue esposa de oficial.

Con dos hijos, Carlos y Ana, Isabel fue proclamada reina, y su marido pasó a ser quien caminaba seis pasos por detrás de ella.

Como consorte fue impecable, aunque se permitió no pocas aventuras galantes e incluso algunas parejas más o menos estables. Todo con discreción y sin dar escándalos.

Felipe de Edimburgo destacó más por su habilidad para meter la pata, pero su natural encanto le permitió salir airoso de todos los jardines en los que se metía.

Felipe de Edimburgo fue un señor que siempre cumplió con su papel, un gentleman, un inglés tan típico y tópico que ha disfrutado de la caza, los caballos, los perros, las mujeres, los castillos en Escocia, los chaquetones Barbour y las botas de agua Hunter y, en los actos oficiales lució como nadie bombín y abrigo de lana de Shetland.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *