Descubren tiburones que brillan en la oscuridad

El fondo marino es uno de los ecosistemas más fascinantes y menos estudiados del planeta.

En la parte superior, entre 200 y 1.000 metros de profundidad solo llega una cantidad ínfima de luz solar.

Este es el hábitat donde se han descubierto las tres especies de tiburones que son capaces de emitir luz en la oscuridad.

Un equipo de científicos de la Universidad Católica de Lovaina (Bélgica) viajó en enero de 2020 hasta Nueva Zelanda y se pasó un mes en alta mar para estudiar los tiburones en la costa este del país.

Jérôme Mallefet, el líder de la expedición, ha dedicado toda su vida al estudio de estos peces y está convencido de que el 11% de las especies de tiburones conocidas son bioluminiscentes.

Su viaje a Nueva Zelanda le ha permitido demostrarlo ante la comunidad científica con tres de estas especies.

Mallefet consiguió capturar especímenes de tres familias diferentes: el tiburón linterna de vientre negro (Etmopterus lucifer), el tiburón linterna del sur (Etmopterus granulosus) y el tiburón cometa o carocho (Dalatias licha).

Los transfirió a un tanque de agua en una habitación oscura del buque y allí su equipo pudo fotografiar como los animales emitían una espectacular luz azul-verde.

El Dalatias licha puede llegar a medir 180 cm y se ha convertido, gracias a este descubrimiento, en el vertebrado luminoso más grande del mundo.

Los animales bioluminiscentes tienen unos órganos, los fotóforos, que son los que producen la luz.

En la mayoría de ellos este proceso está controlado por el sistema nervioso.

Pero cuando el equipo de científicos belga estudió la piel de los tiburones capturados, donde se encuentran los fotóforos, se llevó una sorpresa al averiguar que se trata de los únicos animales cuya producción de luz está controlada por las hormonas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *