«¡Viva Ayuso!», el grito de los hosteleros cántabros contra Revilla cuando iba a vacunarse

«¡Revilla, dimisión!», «¡Fuera, fuera!», o «¡Viva Ayuso!», con esos gritos recibían al presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, un grupo de hosteleros cuando acudía a vacunarse.

Revilla, de 78 años, acudió hoy martes a su centro de salud, en Santander, para ponerse la vacuna de la covid-19, cuando en la puerta ha sido increpado por una veintena de hosteleros. Los manifestantes se quejaban por las nuevas medidas que obligan al cierre en interiores. El presidente de Cantabria se ha parado a hablar con ellos.

«A final de octubre nos cerrásteis porque subía la curva, y ahora ¿por qué?», le ha preguntado uno de los manifestantes al presidente. Revilla le ha explicado que «es Sanidad, yo no pinto nada».

Revilla pidió ponerse la AstraZeneca
El presidente no se ha entretenido demasiado en polemizar con los hosteleros que se quejaban de la difícil situación económica que atraviesan. Se le pasaba la hora de la cita para ponerse la vacuna. Momento que se ha encargado de plasmar en sus redes. «En la vacuna está la única solución a esta pesadilla», ha afirmado.

Revilla ha recibido la vacuna correspondiente a su grupo de edad. Los mayores de 70 años están siendo vacunados con Pfizer o Moderna. Ante las dudas suscitadas por las consecuencias de la vacuna de AstraZeneca, el presidente cántabro se ofreció como voluntario para ponérsela, «Me parece injustificado el temor», pero las autoridades sanitarias se lo denegaron y le recomendaron ponerse la de su grupo de edad, que es lo que finalmente ha hecho.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *