La Guerra de Independencia Española 2

“¡Que nos lo llevan!”

La Guerra de Independencia Española 2

 “Rebelión”

 …La jugada maestra de Napoleón puso en jaque a toda España sin que se pudiera hacer nada, no obstante no contó con la inmensa fuerza patriótica de los españoles.

El 2 de mayo la sangre francesa corrió por Madrid, fue un levantamiento espontáneo. La lucha perduró haciendo que los franceses sufrieran numerosas pérdidas. Al parecer, el pueblo de Madrid ya imaginaba algo así y se prepararon para la lucha, pero esto no fue suficiente para echar al general francés Murat de su ciudad.

No obstante los españoles no eran inmortales y la sublevación costó la vida de muchos compatriotas, un claro ejemplo es la heroína Manuela Malasaña.

 “Represión”

Cuando todo acabó, el día 3 de mayo los franceses mostraron su poder para someter a los sublevados. Murat mandó oprimir con un chasquido las esperanzas libertarias de los madrileños. Ordenó el fusilamiento de todos y cada uno de los sublevados.

No obstante esto causó el efecto contrario, enfureciendo a la población y haciendo ver que los franceses solo eran demonios con un fusil.

Esto no hizo que cesaran las revueltas, solo causó que pronto Talavera de la Reina o Trujillo se alzaran.

Por otro lado, la falta de gobierno y la negativa a postrarse ante los franceses hizo que se crearan diversos organismos alternativos llamados “juntas provinciales” que a su vez estaban unidas en la “Junta Suprema Central” las cuales reconocían a Frenando VII como el legítimo rey.

“Traición”

 El mensaje de insurrección corrió como la espuma y muchos decidieron luchar, no obstante había gente que se oponía a la corona y optaba por la opción francesa. Eran llamados “afrancesados”. Estos traidores se unieron al invasor, lo ayudaron y le dieron conocimientos. No obstante, no fueron de suficiente ayuda.

Los días siguientes otras ciudades se levantan en armas, Valencia, Granada, Lorca y Orihuela. Entretanto en Aragón, José de Palafox tomó el control de la ciudad, realizando una de las primeras hazañas en esta guerra, “El primer Sitio de Zaragoza”. En Murcia se alzan las horcas en contra de los galos.

“Punto de inflexión”

 El 19 de julio de 1808 tuvo lugar la primera derrota del ejército francés en campo abierto. Alguien venció a las hordas napoleónicas en donde se consideraban invencibles.

Todo sucedió en Bailén, Jaén.

Un ejército de 27.000 aproximadamente, de ellos cerca de la mitad de soldados eran recién reclutados, se enfrentó a la fuerza de 21.000 francos curtidos en batalla.

El hecho de que Bailén fuera el territorio de batalla fue de gran importancia para la victoria española.

Esto supuso un freno en los planes de Murat, la derrota en Bailén provocó la llegada a la península del líder francés Napoleón, a su vez supuso la retirada de José I de Madrid.

Continuará…

 

Jesús I.G.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *