Mercadona continúa invirtiendo en Portugal y abrirá una decena de tiendas este año

Mercadona continúa con su ofensiva en Portugal. La cadena valenciana de supermercados, que cuenta ya con 20 tiendas en el país vecino, se prepara para inaugurar nueve tiendas nuevas hasta final de año, después de haber pasado un inicio de ejercicio sin abrir establecimientos en Portugal.

En este sentido, la empresa que dirige Juan Roig pondrá en marcha el primer establecimiento de 2021 en el país luso este mes de junio,  para continuar levantando la persiana de los ocho restantes durante los siguientes seis meses.

En su presentación de resultados anuales, la valenciana reseñó que, durante el año pasado, abrió otras diez tiendas a lo largo del año, por lo que cerró el ejercicio con la veintena de locales en el país luso. Con las nuevas aperturas, Mercadona se acercará a una treintena de tiendas para ganar músculo frente a los que son sus competidores principales: Sonae, dueño de Continente, y Jerónimo Martins, que opera los Pingo Doce.

Por el momento, y en plena expansión, la sociedad portuguesa no ha presentado aún resultados positivos en los cuatro ejercicios que lleva en marcha. Según consta en las cuentas depositadas por la empresa en el Registro Mercantil, la sociedad Irmãdona («hermana de Mercadona»), constituida para poner en marcha estas tiendas, obtuvo un resultado neto negativo de 83 millones de euros, un 15% menor que en 2019, cuando superó los 97 millones.

Tras la constitución de Irmãdona Supermercados en 2016, explican las cuentas, la sociedad ha realizado aportaciones adicionales por 335 millones de euros hasta 2019 y 220 millones en 2020. En enero de este año, además, la compañía ha aprobado una aportación adicional a realizar en un plazo máximo de 3 meses por importe de 400 millones de euros.

Mercadona factura 186 millones en el país luso
Con todo, Mercadona obtuvo a cierre de 2020 unos 186 millones de euros de facturación en el país luso, donde el pasado ejercicio invirtió 113 millones. En total, en las veinte tiendas que hasta ahora hay abiertas, la compañía valenciana emplea a 1.700 personas, 800 más que en 2019.

Parte de la inversión, hasta 8 millones de euros, fue destinada a un nuevo edificio de oficinas, ubicado sobre la tienda de Avenida Dom João II, en Vila Nova de Gaia, donde trabajan cerca de 150 personas.

El ejercicio 2021 será así determinante para la compañía valenciana, que pretende seguir ganando tamaño para medirse de tú a tú con su competencia en el único país en el que opera fuera de España.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *